Aprueban incrementar el valor de las bolsas de comida del Plan Panamá Solidario

Se aumenta a B/.25 el valor de cada bolsa con la introducción de nuevos productos agropecuarios.

10 septiembre 2020 |

Aprueban B/.80 millones para el Fondo Solidario de Vivienda, cumpliendo acción del Plan de Recuperación Económica presentado por el presidente de la República, el 1 de julio pasado.
 
El Consejo de Gabinete aprobó la suma de B/.71 millones adicionales para la compra de alimentos de las bolsas de comida del Plan Panamá Solidario, lo que a su vez permitirá el incremento del valor de cada bolsa, que anteriormente era entre B/.12 y B/.15 y ahora será de B/.25.
 
Con esta nueva asignación de recursos al programa Panamá Solidario, se proyectan entregar hasta el 31 de diciembre de este año 2 millones 700 mil bolsas de comida para los panameños en estado de vulnerabilidad como consecuencia de la pandemia.
 
El 97% de los nuevos recursos asignados al Plan Panamá Solidario se invertirá en la compra de alimentos; además, con ese dinero se podrán entregar 680 mil bolsas adicionales a la población en estado de vulnerabilidad.
 
El Gabinete también aprobó un crédito adicional a favor del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) por B/.80 millones, provenientes del Fondo de Ahorro de Panamá.
 
Con esta aprobación se cumple otra de las acciones anunciadas por el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, en su informe a la Nación del 1 de julio pasado, cuando en su Plan de Recuperación Económica adelantó que se destinarán B/.80 millones del Fondo de Ahorro de Panamá, disponible por ley, para reforzar el Fondo Solidario de Vivienda.
 
A través de este fondo se entrega un bono de B/.10 mil para el abono inicial de la primera vivienda, cuyo valor de aplicación es ahora hasta B/.70 mil.
 
Actualmente existen 8 mil solicitudes para adquisición de la primera vivienda con este fondo.
 
Además, el Gabinete aprobó un crédito adicional, a favor del Instituto de Mercadeo Agropecuario, por la suma de B/.20 millones para honrar compromisos de cuentas por pagar a proveedores de servicios y productos, con el fin de llevar a cabo el Programa de Solidaridad Alimentaria que desarrolla las actividades que ofrecen las tiendas y ferias de la entidad.