Taylor Swift anunció su regreso a los Academy of Country Music Awards

Desde el lanzamiento de su álbum “1989” en 2014, la cantante se había mantenido distante del género que la vio nacer artísticamente

13 septiembre 2020 |

Taylor Swift volverá a sus raíces con el género que cimentó su carrera musical y con el cual se hizo de un nombre antes de lanzarse de lleno a las ligas del pop mainstream.

Será este próximo miércoles cuando la cantante de 30 años regrese al escenario de los Premios de la Academia de Música Country, ACM (Academy of Country Music Awards, por sus siglas en inglés) donde interpretará su tema Betty incluido en su más reciente placa Folklore.

Esta aparición de Swift en los premios significa su retorno a la escena country y a la gala donde no se ha presentado desde hace siete años.

La ceremonia se llevará a cabo en el Grand Ole Opry House, escenario que forma parte de los tres lugares más icónicos de Nashville, Tennessee, uno de los bastiones del country music.

Dicha noticia la dio a conocer la propia cantante que en los últimos años se le ha posicionado a la par de estrellas como Ariana Grande, Lady Gaga y Demi Lovato en cuanto a estilo musical, alejándose del género que la vio surgir.

Fue en sus redes sociales donde Swift comunicó: “A punto de aparecer en tu fiesta @acmawards” como parte de una instastory donde se le ve sintonizando la cadena CBS y aparece un anuncio comercial de la ACM durante la transmisión de un partido de la NFL este domingo.

La última ocasión en que Taylor cantó en los ACM fue en 2013, constituyéndose también en la última vez que participó en un programa de música country, en aquella época se encontraba en la planeación de su álbum pop 1989, con el que se catapultó a la fama mainstream que ha conservado al momento.

En aquella ocasión Taylor participó como estrella invitada en la actuación de Tim McGraw en su tema Highway Don’t Care al lado de Keith Urban; también interpretó con Alison Krauss, Vince Gill y otros talentos su entonces tema del momento Red, en un escenario sencillo y sin la producción a la que nos tiene acostumbrados en sus apariciones más recientes.

Desde el lanzamiento de su exitoso álbum 1989, ningún sencillo de la música de Taylor se ha enviado a las emisoras locales de música country; no obstante su tema Betty, incluido en su más reciente producción, se remonta al sonido de sus primeros éxitos, como Love Story, y por ello ha tenido un lanzamiento oficial en este género.

Los premios ACM serán transmitidos el próximo miércoles a través de la cadena CBS y contarán con la presencia de otros artistas como Miranda Lambert, Maren Morris, Carrie Underwood, Luke Combs, Luke Bryan, Kelsea Ballerini y el presentador Keith Urban.

Inspiración de película

En medio del éxito de su álbum lanzado en plena pandemia, Folklore, los seguidores de Taylor Swift han especulado que la cantante prepara una película sobre sus canciones, esto debido a que se mostró interesada en el comentario de uno de sus millones de seguidores sobre la idea de realizar la película de The Last Great American Dynasty, uno de sus temas.

Quienes se mostraron entusiasmados a la idea del fan fueron los actores a quienes “consideró” para actuar en la hipotetica cinta: Blake Lively, Ryan Reynold y Jesse Tyler Ferguson.

The Last Great American Dynasty haría una película increíble. La historia es atemporal, pero única, la música sería exquisita y ya tiene el título perfecto”, fue lo que escribió en Twitter el fanático de Taylor y responsable de la idea.

Por su parte, la compositora de la canción que serviría como inspiración para un proyecto fílmico no ocultó su entusiasmo: “No estoy tratando de ser la mujer más ruidosa que este pueblo haya visto, pero me encanta esto”, escribió Taylor.

No pasó mucho tiempo para que los actores mencionados en el tuit y amigos de la estrella citaran el mensaje mostrando su apoyo, por lo que al menos la idea ya está planteada. La canción de Taylor está inspirada en la historia de Rebekah “Betty” Harkness, esposa del heredero de Standard Oil, ambos vivían en una casa en un acantilado en Rhode Island.