Boris Johnson remodela el gobierno británico

El primer ministro británico, Boris Johnson, remodeló su gobierno el jueves, destituyendo y nombrando ministros para puestos clave.

13 febrero 2020 |

El primer ministro británico, Boris Johnson, remodeló su gobierno el jueves, destituyendo y nombrando ministros para puestos clave.

Johnson pretendía estrechar su control sobre el gobierno tras obtener una gran mayoría parlamentaria en las elecciones de diciembre. Ese triunfo permitió a Johnson sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea el mes pasado, cumpliendo su principal promesa electoral.

Ahora su gobierno conservador afronta un desafío aún mayor, negociar una nueva relación con la UE de 27 países para final de año. Ambas partes aspiran a tener un acuerdo que cubra comercio, seguridad y otras áreas para cuando termine el periodo de transición el 31 de diciembre.

Por ahora, sus posiciones están muy alejadas. E incluso con un acuerdo, Gran Bretaña afronta un enorme ajuste cuando ponga fin a décadas de comercio y viajes sin trabas con la UE a principios de 2021.

Johnson comenzó la reforma de su gobierno con la inesperada destitución del secretario de Irlanda del Norte, Julian Smith. Smith recibió elogios generalizados por ayudar a desactivar el bloqueo político que dejó a Irlanda del Norte sin gobierno ni asamblea regional durante tres años. Tras la presión de los gobiernos británico e irlandés, los principales partidos nacionalista irlandés y unionista británico, que comparten el poder, volvieron al trabajo el mes pasado.

Además de modificar su equipo, Johnson tiene que nombrar un nuevo responsable para la conferencia de la ONU sobre cambio climático, que Gran Bretaña acoge este año. La cumbre, conocida como 26ta Conferencia de las Partes, o COP26, está programada para noviembre en Glasgow.

Los preparativos han tenido un comienzo accidentado después de que Johnson despidiera la semana pasada a Claire O’Neill, ex ministra del gobierno y a la que el año pasado se encargó la dirección de la cita.