Gobierno recuerda gesta patriótica del 9 de enero de 1964

La gesta de enero de 1964 recuerda que este es un país que ha surgido del sacrificio y las lágrimas de quienes como Ascanio, Ezequiel, Rosa, Maritza, y los demás caídos, creyeron y soñaron con un país libre, soberano y democrático.

10 enero 2018 |

Al rendir honor a los mártires del 9 de enero de 1964, el presidente Juan Carlos Varela hizo un llamado a la población para que unidos se siga el ejemplo de ese momento de izar la bandera en la Zona del Canal y hacer “más grande nuestra patria”.

Acompañado de su equipo de Gobierno, Varela afirmó que desde su etapa como Vicepresidente de la República asumió un compromiso histórico con los sobrevivientes de estos hechos. Destacó que “no es momento para llorar a quienes entregaron su vida hace 54 años, sino para darles gracias porque su sacrificio no fue en vano. Ahora tenemos Patria y un futuro promisorio”.

Sostuvo que el tributo a los mártires, no solo debe rendírseles hoy, sino todos los días, cuando se actúa en vida pública, asegurando que el patrimonio del Estado y recursos del Canal por el cual ellos lucharon, sean manejados con transparencia, honestidad y criterio social en beneficio de todo el pueblo panameño.

“Hoy ante sus tumbas dejo mi compromiso que esa lucha de ellos seguirá hasta el último minuto de mi Gobierno y cuando me toque salir, asegurando que la honestidad, transparencia y justicia en el manejo de los recursos del Estado sea el norte y la forma de hacer vida pública en cada acción de nuestra vida diaria”, reiteró.

El Jefe del Ejecutivo dijo que es importante mantener la unión como pueblo, donde la historia, a través de un camposanto como es el Jardín de Paz, donde descansan los restos de víctimas de dos hechos importantes como son el 9 de enero de 1964 y el 20 de diciembre de 1989.

“En el primero de ellos, la responsabilidad fue 100% del gobierno norteamericano que incumplió el derecho de los panameño de izar la banderas en el Canal; pero el 20 de diciembre hubo un conflicto innecesario que trajo luto y dolor a nuestro país”, precisó.

Por ello, recalcó, el Jefe de Estado, es importante reiterar ese llamado a la unidad del país, que no se repitan esos errores, que en democracia se han vuelto a dar y aclaró que en sus 43 meses de gestión “no se ha tenido un solo conflicto, donde se hayan dado víctimas que lamentar”.

“Aquellos que entregaron su vida para que esta Patria siguiera construyéndose con una visión más social, más inclusiva y progresiva no han muerto en vano”, reiteró el Jefe de Estado al recordar que la historia la hacen los pueblos y sus dirigentes más preclaros.

Resaltó que así como lo soñaron los mártires del 9 de enero de 1964, se seguirá dando las batallas como pueblo y nación para salir del atraso y tener un país decente, educado y preparado para aprovechar esas oportunidades de desarrollo y crecimiento que están por delante.

El Mandatario añadió que así como anhelaron los panameños en 1964 tener un país libre, ahora el camino va enfocado a esa batalla contra la corrupción, donde algunos creen que la política, el servicio público, las elecciones y el gobierno son oportunidades para saquear los dineros públicos y la riqueza nacional.

“Debemos definir el camino a seguir. Volver al pasado de corrupción impune o avanzar construyendo un país donde la honestidad y la transparencia en el manejo de los recursos del Estado sea una regla inquebrantable”, expresó.

Hechos y actos protocolares

Para enero de 1964, la Zona del Canal de Panamá era una franja de tierra cedida a Estados Unidos a perpetuidad mediante el “Tratado Hay-Bunau Varilla”, lo que se convirtió en fuente de permanentes conflictos, donde el pueblo panameño que nunca dejó de reclamar para sí la soberanía total sobre todo su territorio nacional.

Los actos conmemorativos a la gesta patriótica del 9 de enero de 1964 se iniciaron con la izada del Pabellón Nacional a media asta en la Plaza de la Independencia por parte del presidente Varela, quien posteriormente asistió a un oficio litúrgico en la Iglesia La Merced, presidido por el reverendo padre Luis Núñez, párroco de la Iglesia de Santa Ana y Vicario Pastoral de la Arquidiócesis de Panamá.

En recuerdo a los hechos acontecidos en 1964 por su profundo sentido patriótico, su reivindicación firme del Derecho de Panamá a ejercer la soberanía en todo su territorio nacional y la generosa cuota de sangre de los jóvenes sacrificados ante el “Altar de la Patria”, ha sido reconocido el 9 de enero como “Día de los Mártires”.

Luego, el Mandatario colocó una ofrenda floral en la Llama Eterna (Monumento a los Mártires), ubicada en los predios de la antigua Escuela de Balboa, hoy Centro de Capacitación Ascanio Arosemena.

Minutos después Varela acudió al Santuario Nacional donde colocó ofrenda floral en la cripta del expresidente Roberto Francisco Chiari, quien tras los hechos del 9 de enero de 1964 rompió relaciones diplomáticas con Estados Unidos en ese momento y dispuso que Panamá no reiniciara relaciones hasta que se acordara abrir negociaciones para un nuevo tratado. Esto fue el 15 de enero de 1964.

Finalmente, el presidente Varela acudió al Jardín de Paz, donde se rindieron honores a los Mártires; se colocó la valla de honor y se procedió a los 21 disparos de salva por parte del Servicio de Protección Institucional (SPI).

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.radiomiapanama.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.radiomiapanama.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.