Cañete admite que su mujer manejó una cuenta en Suiza durante seis años

Confirma, en una respuesta por escrito al Parlamento Europeo, la información de los papeles de Panamá

20 octubre 2018 |

Miguel Arias Cañete, comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, ha reconocido en una respuesta escrita que su esposa, Micaela Domecq, tuvo una firma autorizada para gestionar una cuenta bancaria en una entidad suiza hasta marzo de 2011, poco después de que Cañete fuera elegido ministro de Rajoy y un año antes de acogerse a la aministía fiscal que aprobó el Ejecutivo del PP. Realizaba la gestión a través de una sociedad 'offshore', y no a su nombre, utilizando así un esquema común en Europa durante años para ocultar los verdaderos beneficiarios de cuentas bancarias a nombre de compañías opacas. Esta admisión confirma, más de dos años después, la información que El Confidencial publicó en el marco de la investigación internacional de los papeles de Panamá.

En su contestación a una pregunta de Xabier Benito, diputado de Podemos en el Parlamento Europeo, el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, detalla que Micaela Domecq era "una de las personas autorizadas de una cuenta de Rinconada Investments Group SA en Deutsche Bank". En concreto, como acredita la documentación del despacho Mossack Fonseca, 12 miembros de la familia Domecq gestionaban cuatro cuentas corrientes depositadas, de numeración casi correlativa, en la filial de Ginebra de la entidad financiera.

La sociedad panameña había sido creada en 2005, año en el que se aprobaba la Directiva Europea del Ahorro, a la que Suiza decidió adherirse un año después. Esta norma implicaba que los bancos del país helvético debían informar de todas las cuentas de sus clientes extranjeros (lo que se conoce como ‘full disclosure’) o practicarles una retención sobre sus ganancias en función de unos tramos, que podía llegar al 35%.

Esta medida de transparencia provocó una oleada de pánico entre los altos patrimonios que tenían dinero escondido en Suiza. Pero el Gobierno del país encontró una vía de escape: al negociar su adhesión a la citada directiva, exigió que solo se aplicara a las personas físicas, lo que dejaba a las jurídicas (sociedades) fuera de esta obligación. Es decir, podían crear una sociedad pantalla tras la que ocultar su identidad y así evitaban tener que dar información al fisco.

En la respuesta ante la Comisión, Cañete añade que la cuenta fue cancelada en 2013 —la amnistía fiscal es de finales de 2012— y que, desde 2010, la sociedad ya había cesado cualquier operación. El año siguiente, Domecq deja de ser una firma autorizada. Ese año, Panamá y España firmaban un acuerdo para evitar la doble imposición y el país caribeño dejaba de ser un paraíso fiscal para España. En 2012, tal y como desveló El Confidencial, Domecq se aprovechó de la amnistía fiscal de Cristobal Montoro —luego invalidada por el Tribunal Constitucional— para traer a España su patrimonio no declarado en el extranjero.

En su respuesta, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, asegura que "no ve ninguna razón para cuestionar la posición del señor Arias Cañete como miembro de la Comisión Europea".

El entramado 'offshore'
No es la primera vez que se vincula a Cañete con operaciones opacas en paraísos fiscales. Ya se vio obligado a vender las acciones en la empresa petrolera que controlaba antes de ser nombrado comisario por la presión del Parlamento Europeo, donde grupos de izquierdas y ecologistas veían un conflicto de intereses entre sus intereses petrolíferos y la cartera de Energía y Clima.

Antes de llegar a Bruselas, en los dos años y medio que permaneció en el Ejecutivo de Mariano Rajoy, controlaba 85.349 acciones de petrolífera Dúcar (valoradas en 165.120 euros), que almacena combustible en el puerto de Ceuta gracias a una concesión administrativa —algo que ocultó al Congreso—, y 23.585 acciones de Petrologis Canarias (160.979 euros). Él mismo lo detalló en su declaración de bienes presentada ante el Congreso de los Diputados.

Ambas sociedades son mayoritariamente propiedad de Havorad BV, una empresa de Holanda a la que Hacienda calificó en un pleito como “sociedad pantalla”, según desveló 'Vozpópuli' en 2014. Esa misma sentencia señala que Havorad BV "es propietaria de Gold Lion Cop NV, de Antillas Holandesas, la cual, a su vez, es filial asimismo al 100% de Corporación Bilares SA de Costa Rica, siendo Havorad BV una sociedad unipersonal, sin empleados y sin otra actividad que la fiduciaria, siendo calificada por la AEAT como sociedad pantalla". Cañete nunca ha aclarado quiénes son los socios de sus empresas. Nunca tuvo problemas en compaginar su puesto como ministro de Medio Ambiente en España con la petrolera.


OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

Incorrecto intentelo de nuevo
NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.radiomiapanama.com se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.radiomiapanama.com

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.