CCIAP propone una revisión exhaustiva de las empresas morosas con la CSS

El gremio empresarial insta al cumplimiento de las responsabilidades de la empresa privada para con la CSS.

19 enero 2020 |

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (CCIAP) propuso que se realice una revisión exhaustiva y puntual sobre las empresas que mantienen morosidad con la Caja de Seguro Social (CSS).

“Como gremio serio y responsable, somos los primeros en instar al cumplimiento de las responsabilidades de la empresa privada para con la CSS. En ese sentido, creemos conveniente llevar a cabo una revisión exhaustiva y puntual de las empresas que figuran como morosas con la institución, puesto que en un listado hecho público aparece un alto número de negocios ya no existentes o en otras condiciones”, detalla un comunicado firmado por el presidente del gremio empresarial, Jorge Juan de la Guardia.

El gremio reconoce y aplaude que el director general de la CSS, Enrique Lau Cortés haya hecho públicas las perspectivas financieras de la institución, con la advertencia de que, si no se adoptan las medidas necesarias, en el año 2023 los recursos económicos que sostienen los beneficios para pensionados y jubilados alcanzarán un nivel crítico de agotamiento.

Según la CCIAP, los problemas de la CSS fueron analizados en su Agenda País 2019-2024 formulada con la participación y el aporte de los sectores más representativos de Panamá, y que fuera presentada en su momento a los candidatos y organizaciones políticas que tomaron parte en la contienda electoral.

Señala que en este documento, se propuso la separación de la entidad de seguridad social en dos: una que atienda los temas estrictamente financieros relacionados con el Programa de Invalidez, Vejez y Muerte; y otra, los aspectos relacionados a la prestación de los servicios de salud.

Agrega que no creen en imposiciones e insisten en la importancia de establecer el diálogo y la concertación para analizar este y otros aportes del sector privado, los cuales pueden fortalecer los criterios que se adopten ahora, con el concurso de las mejores voluntades del país, y con ello superar la crisis que la CSS arrastra desde hace décadas.