Quesillo venezolano

El quesillo es un postre típico de varios países latinoamericanos, especialmente Venezuela. Se trata de un postre muy parecido al flan de huevo o a la leche asada en el que se añade un complemento de leche condensada a la leche entera, además de aromatizarse con limón.

02 abril 2021 |

Ingredientes (4 comensales):


  • 6 huevos
  • 300 g. de leche entera
  • 300 g. de leche condensada
  • Ralladura de 1 limón
  • 4 cucharadas de azúcar blanquilla
  • Un poco de agua (3 cucharadas)
  • Una cucharada de zumo de limón
  • Opcional: 1 cucharada de ron añejo

Preparación:

  1. Calentamos el horno a 190º C con calor arriba abajo sin aire, ponemos agua en la bandeja del medio del horno, para que se vaya calentando antes de introducir el quesillo.
  2. Hacemos un caramelo ligero con el azúcar y unas gotas de agua y limón, seguid los pasos del vídeo que os dejo en la receta. Añadimos el caramelo líquido en el molde que hayamos elegido para hacer el quesillo y lo distribuimos por toda la base.
  3. En un bol batimos los huevos hasta que espumen. Añadimos la ralladura de un limón grandecito y mezclamos. Incorporamos las leche y la leche condensada y mezclamos hasta que los ingredientes se integren. Vertemos la mezcla de leches y huevo sobre el caramelo y, con el horno previamente precalentado.
  4. Para poner el molde a baño maría en el horno lo único que hacemos es colocarlo en la bandeja que tenemos con el agua calentándose. El baño maría es en el horno, la temperatura debe ser de 170º C (con lo que bajamos de 190º a 170º C).
  5. Horneamos en la bandeja del medio con calor arriba y abajo durante 60 minutos o hasta que puedas introducir un palillo en el centro del quesillo y este salga limpio.
  6. Revisamos el horno cada 20 minutos para ver que tenemos suficiente agua en la bandeja grande. Si hiciese falta añadimos un poco más de agua, siempre caliente. Retiramos del fuego y sacamos el molde del horno, cuando esté templado lo metemos en la nevera y refrigeramos un mínimo de 8 horas.
  7. Cuando tengas tu quesillo bien frío, despega los bordes con una pequeña espátula o un cuchillo de mesa.

TE INTERESA