Informe de gestión ante autoridades católicas de Panamá fue presentada por Cortizo

Laurentino Cortizo se reunió con los obispos en la Asamblea General de la Conferencia Episcopal de Panamá.

09 enero 2020 |

El presidente Laurentino Cortizo presentó esta tarde, ante los obispos de Panamá y el Nuncio Apostólico, Miroslaw Adamczyk, el informe de la gestión gubernamental que ha realizado en los seis primeros meses al mando del país y la situación actual.

Las autoridades eclesiásticas estaban reunidas en la Asamblea Anual de la Conferencia Episcopal de Panamá y allí en un diálogo abierto con el presidente este reiteró que recibió el país en una situación "grave", con una deuda que en un principio se estimó en mil millones de balboas, pero que en realidad asciende a mil 728 millones de balboas y agregó que hay una sobreestimación de los ingresos de mil millones.

"Favorablemente siempre se dieron situaciones que le permitieron salir adelante como la inclusión de Panamá en la lista Gris de países que no cooperan con el Grupo de Acción Financiera (GAFI) y fue a Orlando donde se reunirían y el Citibank les manifestó su confianza en el nuevo gobierno. Además surgió la emisión de bonos donde Panamá logro una exitosa partición por 2 mil millones de dólares, que han permitido pagar B/. 1,500 millones a los bancos, con lo cual se están ordenando las finanzas públicas en sólo seis meses", explicó Cortizo.

Hasta el momento hay 156 proyectos inconclusos, muchos en abandono, otros paralizados ante la falta de pagos y adicional no hay confianza en el sistema de justicia.

Cortizo enfatizó en sus acciones para nombrar magistrados y un procurador y sus suplentes usando la lista que proporcionó el Pacto de Estado por la Justicia fueron aceptados por la sociedad panameña. También les indicó a las autoridades católicas lo referente al tema de las reformas constitucionales que serán discutidas bajo un diálogo que propiciará el PNUD.

El presidente ennumeró también los proyectos sociales que tiene para el país como el Plan Colmena para los 300 corregimientos más pobres del país, su compromiso con la educación básica, así como proyectos de infraestructuras y viales.

A los obispos también se les informó sobre la situación en las cárceles, la situación de desempleo en Colón, aguas servidas en la ciudad de Colón, proyectos por terminar como la Ciudad Hospitalaria, Hospital del Niño, relación con países vecinos Estados Unidos y China.